LiderazgoAdquirir herramientas ya no es suficiente sin entender y mejorar nuestra capacidad cerebral.

Cuando el éxito empresarial acompaña durante mucho tiempo, se corre el riesgo de perder de vista la foto general, incluyendo las señales externas de peligro, por lo que las ideas y decisiones podrían conllevar riesgos. No se debe perder de vista el impacto que la conducta produce en las personas, ya que de ella depende, el clima laboral que se genera en la empresa.

Algunos tips para sostener bien el cerebro y mantener la capacidad para dirigir:

  1. Prepararnos antes que los malos hábitos nos separen de la realidad.
  2. Aprender sobre nuestros recursos, nuestro temperamento y nuestra vulnerabilidad.
  3. Equilibrar los logros con una mirada de los fracasos.
  4. Tener un plan para desarrollar nuevos alcances en el trabajo.
  5. Pedir a los reportes que nos envíen comentarios anónimos sobre de nuestro comportamiento.
  6. Tocar tierra regularmente con el ejercicio, la meditación, o el servicio social.

Los altos ejecutivos deben comenzar cuanto antes a formarse un mejor cerebro. Cuanto más sepan sobre su funcionamiento, más probabilidades tendrán de desarrollar su máxima capacidad y sostener el liderazgo a través del tiempo.

Comments are closed.