La Piedra filosofal del Coaching

¨ No se logra un cambio en la manera de vivir, si primero no se logra un cambio en la manera de pensar…¨
EL ALQUIMISTA

La alquimia es el arte de transmutar un material en otro, transformando así, por ejemplo, plomo en oro.

Muchos buscaron en está técnica la transformación de sus problemas económicos, pero solo se convirtieron en maestros los que lograron comprender que la búsqueda del alquimista era, principalmente, la de transmutar su alma (hoy diremos tal vez “psiquismo”) llevándola de algo inferior a un desarrollo trascendental, a esto es lo llamó “piedra filosofal”, el hombre transformado.

Ellos descubrieron que para realizar “La Gran Obra” (Opus Alchemicum), que implica la regeneración de la materia, es preciso previamente regenerarse uno mismo, debe de haberse operado previamente en el secreto del alma humana, transformando el psiquismo infantil en mentalidad adulta capacitada para resolver las dificultades a las que nos enfrenta la vida cotidiana.

El Coaching es una técnica que permite la reflexión y el trabajo interior. La práctica es lo que hace al maestro; por lo tanto es en la práctica de la voluntad, la determinación y la persistencia de ser mejores, de vivir mejor, de aprender de nuestros errores, de crecer, de evolucionar; donde nos iremos transmutando en una persona capaz de transformar su vida y convertir sus sueños en realidad.

Dice El Kybalión: “La mente, así como todos los metales y demás elementos, pueden ser transmutados, de estado en estado, de grado en grado, de condición en condición, de polo a polo, de vibración a vibración. La verdadera transmutación hermética es una práctica, un método, un arte mental”

Comments are closed.