Desarrollo Humano

Desarrollo Humano

La importancia de la Neurosicoeducación

El mundo actual presenta permanentes desafío para nuestra inteligencia, tanto a nivel personal, educacional, laboral y social. La formación recibida fue orientada para conocer el mundo exterior, pero de ningún modo para entender como funciona nuestro cerebro y nuestra mente, y como nuestra conducta es el reflejo de este funcionamiento, es por esto que nos resulta difícil comprender y manejar correctamente la complejidad de estos tiempos.

 

Por esto es necesario enfocarse en la Capacitación y el Entrenamiento, que nos permita:

• Completar el Desarrollo de la Inteligencia,
• Promover el Crecimiento Personal y
• Expandir la Conciencia Humana, en base a conocimientos brindados por las neurociencias, para que todas las personas logren:

  1. Comprenderse y conocerse a sí mismas.
  2. Comprender y conocer a los otros.
  3. Resolver y prevenir situaciones conflictivas.
  4. Modelar o cambiar facetas de la personalidad que así lo requieran.
  5. Definir y alcanzar sus objetivos.
  6. Actuar con altos valores humanos.
  7. Prevenir el daño emocional y cognitivo de las generaciones futuras.

La Neurosicoeducación se nutren de nuevos conocimientos sobre el Cerebro y el Comportamiento Humano, aportados por la ciencia en los últimos 30 años, surgidos, principalmente, de investigaciones realizadas en el campo de las Neurociencias.
Estos trabajos arrojaron luz sobre gran cantidad de interrogantes y permitieron iniciar un camino hacia una mejor comprensión del comportamiento humano.

La incorporación de estos conocimientos, es de fundamental importancia para el Desarrollo Humano. Con ellos, se abre un nuevo espacio para la comprensión de la mente, que revela que la conducta está relacionada con:

  1. La estructura de diversos módulos cerebrales.
  2. Su buen o mal funcionamiento.
  3. El tipo de información que ha sido registrada en la memoria durante nuestra formación.
  4. Los contextos.

Se ha comprobado que en la estructuración de nuestro cerebro y por ende, de nuestra conducta, el factor genético comparte la responsabilidad con la formación que el medio familiar y social nos ha proporcionado, motivo por el cual la educación es un bien que nos permite alcanzar el libre albedrío. 

Comments are closed.